.
.
.
Mezclada con el viento,
cae la nieve;
mezclado con la nieve,
el viento sopla.
En el hogar
estiro las piernas,
perdiendo el tiempo
confinado en esta cabaña.
Contando los días,
descubro que febrero, también,
llegó y partió
como un sueño.

Ryokan
.
.
.