.

Se ha roto el vidrio.
Las yemas enrojecen
haciéndose la noche

.