.


Abandonas, viejo amigo,
la Torre Grulla Amarilla,
y partes para Yangzhou
entre flores de marzo y neblinas.
Tu vela solitaria, y lejana,
se pierde en el azul inmenso.
Sólo queda el río Yantsé
que corre al encuentro del cielo


Li Bai


.