.


y ahora...
el cielo sin gomero
en el pasillo


.