.
Cuidado con el niño


Es el viento de Abril que roza el pincel, que roza el barniz. La sombra en el pequeño patio suaviza la tarea de cubrir cada tablilla de la persiana. Silencio, sólo el desliz de la cerda y la respiración.
A espaldas, más allá del tapial, el acorde desacorde de un guitarrista aprendiz trepa y se confunde con el aire. Se escucha su voz por primera vez, quiere aprender esa canción… pero la voz de un adulto interrumpe los reclamos.  Parece retornar la calma en esa clase al aire libre cuando al paso de un avión

" escondanseee ", grita


Luego, su voz se hace suave, tararea el solfeo del Himno a la Alegría y

perdiste una pluma, pajarito


Por fin encuentran algo que lo motive pero es breve el tiempo que transcurre y averigüa

cuántos minutos falta para que venga mi mamá ? “


Se cansa el profe..., se enoja el niño

le pido a Dios que te lleve al cielo, eh “ dijo de pronto


El pincel, la mano, todo tiembla de risa... Se ha hecho noche y sus pequeños pasos se alejan por el pasillo...


rumor de hojas -
en el hueco del árbol
la luna llena


.