.


polvorientas y arrugadas,
nadie toma del buzón
las imágenes de Cristo


.