.


,


junto al tapial,
la glicina gotea
la manta del mendigo


.